ARTERISCOS

ARTERISCOS
Comentarios desactivados

Libro: ARTERISCOS
Páginas: 150

Ilustraciones: A 1 COLOR

Medidas(cm.): 14,5 X 23 X 1

Peso: 255 GR.

Precio U$S: 20

Ediciones Casapueblo, 1997. Recopilación de frases, conceptos y reflexiones de Páez Vilaró sobre la arquitectura, la cerámica, la escultura, el tatuaje, el trabajo y la muerte, entre otros temas.

“Si el diccionario define a los asteriscos como estrellas de atención, mis “arteriscos” son la constelación que se ha ido formando en las pausas de mi pintura.” C.P.V.

“El arte no puede definirse ni explicarse. Es un chispazo. Si en la noche un relámpago ilumina en un instante la línea del horizonte y dibuja el paisaje en la oscuridad, el artista, llevado por un misterioso hilo poético, proyecta su luz contra el lienzo, obedeciendo a un inexplicable impulso de expresarse.”
“Responder al llamado íntimo del arte, es quedar desbordado por una extraña sensación de felicidad y angustia amalgamadas.”
“El caballete es mi cigüeña de tres patas.”
“El artista podrá negar a su maestro, pero en su obra quedará siempre la sombra de sus muletas.”
“En pintura, aunque pensemos que somos uno mismo, siempre seremos algo de otros.”
“La luz artificial daña la pintura, aunque a veces disimula sus picardías, como sucede con algunas mujeres maquilladas que procuran la luz de la noche para ocultar arrugas.”
“Prefiero la satisfacción que da el trabajo a la del triunfo. La felicidad del trabajo es permanente, la del triunfo dura apenas un instante.”
“Más allá del logro, lo importante es el intento.”
“No me explico cómo viviendo entre colores, mis sueños son en blanco y negro.”
“Mis cuadros colorados atraen a los vampiros.”
“El bastidor es la playa donde estacionan los colores sin pagar peaje.”
“Veo el prestigio en un gris azulado, la aristocracia en un violeta, la pobreza en un ocre pálido, la estridencia en un colorado fuego, la nostalgia en un azul colonial. Veo en el blanco la ansiedad de ser color, y en el negro la oscuridad. En el amarillo el alarido, en el rosado el amanecer del amor, en el verde la vida.”
“Todo lo que he vivido está expuesto en mis cuadros, narrado en frases que no todos llegan a leer.”
“Si mi pintura es la mezcla de mis estados de ánimo, mi bastidor es la alcancía donde deposito mis sensaciones.”
“A diferencia del actor, el pintor nunca sabe cuántos ojos se posaron en sus pinturas.”
“Hay exposiciones que merecen ser presentadas en silencio. La propia obra pone la música.”
“En el vernissage, la obra más codiciada es siempre la bandeja de canapés.”
“El prestigio del crítico decae cuando triunfa el pintor que ignoró.”
“El pintor es el crítico del crítico.”
“El artista no hace su arte para competir, sino como una necesidad imperiosa de realizarse.”
“Es riesgoso abrir nuestras cartas ante los ojos de los que no saben leer.”
“Cuando un pintor hace su exposición retrospectiva, acepta su vejez y siente la necesidad de regresar al pasado para rescatar su juventud.”
“A veces los recuerdos se esfuman, pero nos acompañan hasta el día en que la muerte apaga nuestra capacidad de recordar.”
“El comprador de un cuadro ignora que jamás será su propietario. Sólo está pagando el derecho de gozarlo por un lapso, en el inevitable pasamano de la vida.”
“El arte mural es un mensaje pintado en la frente del pueblo.”
“En la muerte del coleccionista, los herederos son la goma de borrar de la colección.”
“”El restaurador es el sanador de las heridas del arte.”
“La habilidad del restaurador, consiste en transitar los caminos de un cuadro, sin salirse de las huellas del autor.”
“La tapicería invita a un itinerario donde el amor y la paciencia se abrazan en el último nudo.”
“El tatuaje que se vende en calcomanías, es un querer y no animarse.”
“Abandoné mis intensiones de tatuar porque es un arte engarzado en el dolor. Un estado creacional bien diferente ala felicidad que siento con la cerámica, cuando tatúo mis ideas sobre la piel del barro.”
“Abrazando la tierra, el agua y el fuego, me doy el gusto de hacer nacer mis criaturas del propio vientre de la naturaleza.”
“Los esmaltes tienen la propiedad del camaleón: cambian de color.”
“El estilo es como la varilla mágica del rabdomante. Se expresa en pulsaciones durante la búsqueda, se afirma mientras se aproxima, y finalmente se define.”
“Las cicatrices en las estatuas de la plaza marcan la puntería de nuestra cultura.”
“Los techos de la ciudad son las baldosas del cielo.”
“Nunca supe si las escaleras suben o bajan.”
“Los balcones son los bolsillos de la pared.”
“El ascensor cada vez que baja se desmiente.”
“Pido perdón a la arquitectura por mi libertad de hornero.”
“La muerte del artista despierta el hambre del museo y la sed de las pinacotecas.”
“No hay epitafios para el arte muerto.”
“Si desea adquirir este libro, comuníquese con nosotros a través de nuestro correo electrónico”
cpvilaro@adinet.com.uy