Pintura

La pintura de Carlos Páez Vilaró se nutre de un periplo inacabable de aventuras y desafíos. Tomando del paisaje y de las diferentes culturas todo aquello que lo impactó, y plasmándolo a su manera en cientos de cartones y telas, fue enriqueciendo su obra y tomando coraje para seguir batallando en la búsqueda del arte. Autodidacta, no le fue fácil sortear e ignorar reglas impuestas dentro de la pintura, para guiarse con total libertad y descubrir su propio estilo. Con el obstáculo como mayor estímulo, y con una brillante capacidad de producción, conquistó la admiración y el reconocimiento de las gentes. Expuso sus obras en museos y galerías del mundo entero. El destino quiso que en su andar se encontrara con grandes maestros como Pablo Picasso, Salvador Dalí, Giorgio De Chirico, Jean Cocteau, Jean Cassou, Alexander Calder o Andy Warhol entre otros, que lo animaron y estimularon cuando daba sus primeros pasos como artista fuera del Uruguay.

Páez Vilaró, seducido por la obra de su compatriota Pedro Figari, se inició en la pintura, en la década del 40, siendo los temas folklóricos de su país los que inspiraron sus primeros cuadros.

Escenas camperas, pericones, caballadas y yerras colmaron sus telas, hasta que la vida del negro uruguayo pasó a acaparar casi toda su producción, al vincularse al carnaval y sus comparsas lubolas.

Instalado en la pieza “Yacumenza” del conventillo “Mediomundo”, un vetusto caserón habitado por familias de la colectividad afro-uruguaya,( hoy demolido), pintó decenas de cartones sobre el candombe, las lavanderas, los velorios o casamientos.

El vigor de su mensaje, la personalidad de esas obras, merecieron que fuera distinguido por el crítico Jean Cassou, Director del Museo de Arte Moderno de París, para realizar su exposición en Francia, en la Maison d´Amerique Latine en l956, en la Crane Kalman Galery de Londres y en la Organización de Estados Americanos en Washington.

Actualmente sus obras se exponen en el Museo-Taller de Casapueblo, entidad cultural fundada por el maestro, enclavada en los acantilados que miran al mar de Punta Ballena en Uruguay.

 

Galería de obras:

1950 – 1955 PRIMERAS EPOCAS

1956 – 1959 EPOCA DE RUPTURA

1963 – 1993 ABSTRACCIONES

1973 – COLLAGES

1974 – 1984 ETAPA BRASIL

1988 – 1996 ETAPA ARGENTINA

1995 – 2000 CANDOMBE

1996 – 1999 MUÑECAS Y HUMOR

1997 – 2010 SERIE AFRICA

2002 – 2007 SERIE JUEGOS

2002 – 2008 PUERTOS Y BARES

2002 – 2009 MUJERES Y GATOS

2007 – ARENAS

2008 – 2009 LABERINTOS Y FANTASIA

2009 – 2011 MERCADO DE FRUTOS

2009 – SOLES